Portal Cultural de Camagüey

viernes, marzo 01, 2024

Unesco elogia en Camagüey escuela cubana de manejo de ciudad

La francesa Anne Lemaistre ofreció hoy en español, en nombre de la Unesco, palabras de elogio a Camagüey como parte de los frutos de una escuela cubana de manejo de ciudad fomentada por Eusebio Leal (1942-2020)

La directora de la Oficina Regional de Cultura y Oficina Multinacional para Cuba, la República Dominicana y Haití dictó la conferencia inaugural del XVI Simposio Internacional Desafíos en el Manejo y Gestión de Ciudades.

Aunque intentó dibujar su exposición como “un viaje liviano” permitió una travesía meritoria por los instrumentos desarrollados en 75 años en función de las urbes, a través de acciones, convenios y recomendaciones del organismo.

Sin desconocer las herramientas de otros países, enfatizó: “Hay acá una escuela cubana de manejo de centros históricos”, desarrollada “con un camino otro y con un afán de inclusión social, demostrando el papel social del patrimonio”.

Según Anne Lemaistre esa obra fue pensada no exclusivamente con fines turísticos y comerciales, sino para el beneficio del ciudadano, y ese “hecho raro” lo relaciona con la vocación, la ejemplaridad y el liderazgo de Eusebio Leal.

La representante de la Unesco en Cuba y Dominicana contó de la actual restauración del Convento de Santa Clara, en La Habana, con el propósito de transformarlo en un colegio de las artes de la conservación.

“Este centro fue un sueño de Eusebio Leal. Los vamos a cumplir, por supuesto, y vamos a ofrecer a los jóvenes del Caribe y de América las posibilidades de capacitarse aún más y mejor en la escuela cubana de manejo y gestión de ciudades patrimoniales, pero también en todos los oficios de la conservación”, enfatizó.

Se refirió a coaliciones y redes, como la de ciudades creativas que ha identificado a 350 urbes, a la emprendida como ciudades de aprendizajes, y a los enfoques hacia la verdadera inclusión y sostenibilidad.

“Somos usados, a veces abusados, por la industria turística que aprovecha los productos culturales pero que no revierte. Queremos un intercambio justo donde todo el mundo gane, y todo el mundo se respete”, señaló.

Entre las oportunidades al amparo de la Convención sobre diversidad cultural vigente desde el 2005, exhortó a aplicar con proyectos de industrias creativas al fondo de 100 000 dólares que “se abrirá en abril” para facilitar “las capacidades de los emprendedores y crear nuevos modelos de negocios”.

Entre las recomendaciones del organismo mencionó la emitida en el 2011 sobre el paisaje urbano histórico. El aspecto más novedoso, indicó, es poder contestar dos preguntas: ¿Cómo conectar al centro histórico con sus periferias? Y, pensando en la introducción de nuevas tecnologías, ¿cuál es el nivel de cambio aceptable en una dinámica urbana viva y cambiante?

Anne Lemaistre era jefa de políticas de Patrimonio Mundial cuando fue inscrita Camagüey. De las cinco urbes cubanas, Camagüey fue la última en llegar a esa lista. No imaginaba que visitaría la ciudad, justo dentro del contexto de su aniversario.

“No puedo concluir mis palabras de reconocimiento y felicitación a los presentes y a toda la población de Camagüey por el aniversario 510 de la fundación de la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe. Es una historia que quiero que ustedes me cuenten porque eso realmente me fascina”, dijo.

Luego mencionó a las máximas autoridades del territorio y “a la Oficina del Historiador que desarrolla una labor ejemplar y sostenida desde hace 25 años en favor de la promoción de la cultura, las tradiciones, la idiosincrasia, el patrimonio cultural de la urbe camagüeyana”.

Por Yanetsy León González/Adelante

Foto: Alejandro Rodríguez Rodríguez/ Adelante