Portal Cultural de Camagüey

jueves, julio 29, 2021

PLAYA DE SANTA LUCIA

Playa Santa Lucía, Camagüey, Cuba

La playa Santa Lucía está ubicada en el cayo del mismo nombre, situado en el extremo más oriental de la costa norte de la provincia de Camagüey. Tiene la particularidad de estar insertada dentro de un polo turístico, lo cual le proporciona especiales características. Presenta mayor exuberancia, zona de esparcimiento y recreación para el turismo nacional y extranjero por la gran variedad de bellezas naturales ya sea terrestres o marítimas.

En sus cercanías se encuentra la localidad de Santa Lucía (Nuevitas), a 110 km (una hora y media de viaje por carretera) de la ciudad de Camagüey.

Este lugar está categorizado como rural-urbanizado de base, y tiene un índice de habitabilidad de 3.0 habitantes/vivienda.

Sus aguas son muy tranquilas, ideales para el deporte náutico, la pesca superficial, la fotocaza submarina y los baños de mar. Las áreas de baño son muy tranquilas, transparentes y de fondos arenosos. La profundidad mayor es de 1,8 metros. Para nadar, la placidez de sus aguas y la ausencia de especies agresivas, completan lo que se puede esperar. El clima es cálido y sus aguas son tibias. La temperatura media anual oscila entre 28,7 °C en agosto y 23,0 °C en febrero.

Presenta una estructura física estrecha y alargada en la que además de la existencia de las viviendas particulares y servicios básicos para el asentamiento, funcionan otros con características diversas. Las bondades naturales del territorio, tanto por sus valores estéticos como por la existencia de importantes recursos naturales lo convierten en objetivo de especial interés para el desarrollo del turismo internacional, el cual se comercializa desde 1980, aunque la relativa fragilidad de su ecosistema y los compromisos existentes en el mismo, relacionados con los usos actuales imponen todo un conjunto de importantes y diversas condiciones y estrategias para el ordenamiento de sus áreas.

Posee una extensa barrera coralina, la segunda mayor del planeta luego de la australiana, y la mayor del hemisferio occidental; que la convierte en una gigantesca piscina. Forma parte de la barrera arrecifal del norte del archipiélago cubano, que se extiende desde Punta de Hicacos (Varadero) hasta más allá del límite oriental de la provincia de Camagüey. Frente a la playa y a distancias que oscilan entre los 200 y 1500 metros, puede verse un espectáculo original: una larga franja de corales rompiendo las olas como si fuera acaso otra orilla. Entre la barrera y la línea de costa, el mar alcanza profundidades de hasta 3 metros. Los corales permiten conservar una gran variedad de peces y una flora marina envidiable para el buceo submarino y la pesca superficial.

Otra de las virtudes de Santa Lucía, es haber conservado la mayor población de flamencos rosados del Caribe en su entorno y cayos próximos. El rosado de los flamencos, los variados azules del cielo y el mar, el verde incandescente de la abundante vegetación circundante, y la piel de diversas tonalidades de los miles de visitantes que aquí llegan cada año, componen una policromía especial bajo el influjo del sol de Santa Lucía. Una de las zonas más codiciadas es La Boca, aledaña al canal de acceso a la bahía de Nuevitas, una de las mayores de Cuba. Lugar semiaislado, próximo a un pintoresco poblado de pescadores. Si no bastara, cerca de Santa Lucía, a unos minutos de viaje por aire o por mar, se pueden hallar varios cayos inmensos, pequeñas islas llenas de animales salvajes y varias especies en extinción; excelentes playas llenas de cocoteros y protegidas por la barrera de corales.