Portal Cultural de Camagüey

miércoles, abril 17, 2024

Sábado del Libro con La ciudad del barro a la palabra

La arquitectura como seducción es formulada en el libro La ciudad: del barro a la palabra, texto ensayístico de Adela García Yero, publicado en coedición por Ácana y la Universidad de Camagüey en el 2021, que acaba de aparecer en la colección Suma y Reflejo, de la primera de esas casas promotoras.

A través de ocho ensayos la autora vislumbra, recrea y analiza no solo el rol de la arquitectura en la ordenación de una ciudad, sino que ellos sobresalen, parejamente, por el vínculo con el arte y, consiguientemente, quedan así plasmados, amén de lo bien ubicados desde el plano teórico, salvándolos de una concepción idealista burda.

Se perciben las intenciones enjundiosas del intelecto de la autora, que atrapan lector ante el entramado de ideas racionales expresadas ─cual si fuera lo mismo que ocurre cuando se transita por las calles de esta ciudad─ debido a la manera sugerente con que Adela García expone sus puntos de vista, y nos hace comprender la evolución de la ciudad. Es como si quisiera hacer palpable lo expuesto por el español José Ramos Domingo, en su libro La ciudad y el hombre ayer y hoy: “No es fácil hoy definir la ciudad, retenerla en la retina y percibirla en su inestable contorno… Diríamos que, al igual que la sociedad, también la ciudad ha entrado en ese perplejo trance de la modernidad posmoderna que cada día ha de ajustar las formas de pensar y actuar”.

En efecto, aquello que Adela García Yero nos presenta en su libro, persigue demostrar la admiración por la ciudad, incluso cuando la mira a través de un gran poeta como fue Nicolás Guillén, aspecto que, por demás, denota el conocimiento y el vínculo que la une con la cultura en un grado superlativo, y no como una repetidora de ideas de otros. Por ello su libro trasciende, porque la significativa valoración de lo que es y vale la ciudad más allá del tiempo trasciende el plano expositivo del tema y nos revela el enraizamiento profundo de la autora con la cultura local y nacional.

Por Jorge Santos Caballero /Escritor