Portal Cultural de Camagüey

viernes, diciembre 02, 2022

Revolución haitiana abrió el camino emancipador en el Caribe, afirman en Camagüey

No se puede hablar de acontecimientos antiesclavistas y emancipadores en el Caribe sin tener en cuenta la rebelión haitiana que comenzó en el año 1791 y culminó con la proclamación del Primer Imperio de Haití en 1804, afirmó Yoelxy Pilliner López, presidente del Comité Provincial La Ruta del Esclavo en Camagüey.

En una disertación ofrecida en el contexto de las acciones por el aniversario 210 de la Conspiración antiesclavista y separatista de Aponte (1810-1812), puntualizó que la Revolución haitiana abrió el camino para que en otros países del Caribe también se realizaran hechos libertarios en las dotaciones de negros esclavos.

Aunque la historia recoge los acontecimientos desde 1791 a 1804, las ansias de libertad se originaron en varias etapas en Haití. La primera transcurre entre 1789 a 1791. “No se puede dejar de tener en cuenta que lo días 14 y 15 de agosto de 1791 la rebelión se inicia como una ceremonia vudú, en Bois Caïman, Haití liderada por el sacerdote Dutty Boukman, junto a la sacerdotisa Cécile Fatiman.

Añadió que entre los objetivos de la ceremonia estaba la invocación o culto de los espíritus para proteger a los negros esclavos que participarían en la rebelión.

Precisó que en una segunda etapa de emancipación (1793-1798), ocurre una intervención británica a Haití, que aunque era una colonia francesa, los ingleses tenían colonias en esa nación.

En un tercer período (1799-1801), deviene etapa de fortalecimiento de la emancipación esclava en Haití, por lo que constituyó el momento en que tiene protagonismo Toussaint L’Ouverture (hombre negro con formación militar, uno de los padres de la independencia de ese país y el más importante entre los dirigentes de la Revolución haitiana), desafortunadamente fue traicionado y muere en prisión.

El presidente del Comité La Ruta del Esclavo en Camagüey dijo que en la cuarta etapa (1801-1804), Jean Jacques Dessalines lidera la lucha por la emancipación y logra el triunfo, el cual se convierte en el primer movimiento revolucionario de América Latina y culminó con la abolición de la esclavitud en la colonia francesa de Saint-Domingue y la proclamación del Primer Imperio de Haití.

Enfatizó que con la Batalla de Vertières (el 18 de noviembre de 1803), las tropas de Jean Jacques Dessalines obtuvieron la victoria sobre las fuerzas expedicionarias francesas enviadas por Napoleón con el objetivo de recuperar el control de la isla.

Explicó que de la misma manera que los esclavos que se rebelaban, como medida de escarmiento los ahorcaban, cercenaban las cabezas y luego las clavaban en púas para exhibirlas, así lo hicieron los negros con los franceses. “Por tal motivo a Jean Jacques Dessalines la historia lo recoge como el hombre que crea el miedo al negro por esa forma de tratar a todos los blancos”.

En Cuba la Conspiración antiesclavista y separatista de José Antonio Aponte y Ulabarra tuvo su inspiración en la Revolución de Haití, primer movimiento revolucionario de América Latina, y comenzó a gestarse a principios de 1811 con el pretexto de celebrar actos religiosos y festivales corrientes.

Finalizó con una respuesta sangrienta y brutal, entre ellas el ahorcamiento, el 9 de abril de 1812, sin juicio previo, de los negros libres José Antonio Aponte, Clemente Chacón, Salvador Ternero, Juan Bautista Lisundia, Estanislao Agublán y Juan Barbier. Se incluyeron los negros esclavos Salvador Esteban Tomás y Joaquín Santa Cruz.

Texto: Lázaro David Najarro Pujol/Filial UNEAC Camagüey