Portal Cultural de Camagüey

viernes, marzo 01, 2024

Niurki Pérez hace Buya (de bueno)

La escritora Niurki Pérez García ha pasado su vida fabricando libros. Los hace como le gustaría verlos publicados. Los ha inventado también como material didáctico para educar a la hija.

Una muestra de su patrimonio de historias sigue en el Proyecto eJo como exposición titulada La mancha. El 6 de enero de 2024, el lector, coleccionista o visitante interesado podrá comprar cada objeto de arte y de cultura presentado allí.

“Todos los libros están destinados a que las personas entiendan que no hay nada más agradable que estar sentado en un sillón al lado de una lámpara, que nunca estarán más cerca que cuando le leen un libro”, dijo la tarde lluviosa de la apertura.

Casi al centro de la galería ilumina una lámpara y al fondo desplegadas atraen las viñetas de un payaso. Es Colorete y los amigos. Por ahí enseñó a la niña el alfabeto y empezó a hablarle de la amistad. “Me he pasado la vida fabricando libros.No tengo el material necesario. Aprovecho lo que me regalan”, aclara.

Niurki emprende una nueva aventura con el proyecto de libros artesanales nombrado Buya. Ese vocablo aruaco significa bueno. Ya forma parte del circuito de las llamadas industriascreativas fomentado por la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey.

La mancha alude a una de sus historias y también retrata la irreverencia de la autora: “No soy una persona de mucha paciencia. No tengo paciencia para que alguien tome decisiones por lo que yo hago.Pasé 17 años esperando por una editorial para que publicara mis primeros cuatro libros. Por eso me he dedicado siempre a los libros que a mí me gustaría que un día se publicaran”.

En la exposición hay varios ejemplares de Cuentos patatos, un clásico suyo y aunque se trate de la misma historia, cada ejemplar es único. Topamos además hojas sueltas con dibujos de las plantas silvestres a su paso durante la etapa gris de la Covid-19. Quedaron como un diario de la especie que le alegró el día.

“Yo soy la mala yerba. Me han tratado siempre como la mala yerba, como algo que hay que arrancar y botar.Voy a vivir a través de los narradores orales.Si alguien me enseñó la importancia del anonimato son los niños.Ser la palabra, el aire, la idea, lo que no se ve. Entonces me di cuenta: Yo quiero ser anónima.No me interesan los diplomas. Eso es pura vanidad”, enfatiza.

Precisamente, el Proyecto eJo ha vindicado al narrador oral escénico a través del proyecto Catalejo de Cuentos. Ella figura entre las escritoras predilectas para el repertorio. Por eso en la apertura Gabriel Castillo narró la historia de los elefantes de todos los colores. Otro cuentero hizo el relato de Baltasar.

“Aquí están mis libros sufridos. El de Baltasar, por ejemplo, está dedicado a los niños que nadie quiere. No todos quieren ser ingenieros. Algunos solo quieren respirar, en cambio los consideran menos inteligentes; pero todas las personas son necesarias”, insiste.

Dedica una sección a la obra de Nicolás Guillén. Dio forma al poema Mi chiquitica con el collage de recortes de viejas publicaciones, y los dibujos en negro del personaje. Ahí está Canción de cuna para despertar a un negrito.

En otros sitios promueve textos de otros autores.El delfín que no sabía nadar, de Jorge Luis García. Negroche, de Heúsder Hernández. De Domingo Peña exhibe He visto a Cuba, y a este le puso como sello editorial Proyecto MiLetra.

Niurki escribe, diseña e ilustra.Pone en valor la manualidad en el arte de hacer un libro. Cada ejemplar es una fiesta. Las letras de la cubierta deHistoria de monos juegan con las formas de la cola y rasgos del animal.

Cerca de la ventana ubicaron volúmenes troquelados con motivos de la ciudad. “Sigo persiguiendo un sueño: llegar a ser una gran escritora.Escribo para todo el mundo, para comunicar ideas, y en el proceso me entiendo yo.”

La mancha incluye otro tipo de producciones: lámparas, cajitas con barajas ypegatinas. Alistó para dibujar su relato de güije Nísperoy el de Brujita. El set de adivinanzas identificado como Lamparilla cuenteralleva cuentos tradicionales en versos del Gallo de bodas, Los tres cerditos, La princesa y la rana.

Fascinante el universo creado por Niurki Pérez con papel, cartón, colores y engrudo. Lo demás está en el manantial de su imaginación, en la generosidad para compartir las historias que le nacen con el ritmo de las palabras. Asíregala al público el cuento del emperador de China y el concurso para pintar la paz.

“Cuando cuentan un cuento el mundo es maravilloso”. Niurki habla desde un sillón. La galería de eJo preserva el eco cuando arropó una tarde con la voz dulce y profunda. Con su versatilidad para dar formas a la escritura edifica mundos mejores. Basta leerla y multiplicarlaterca voluntad de cultivar los sueños.

Por Yanetsy León González/ Adelante

Foto: SC Producciones