Portal Cultural de Camagüey

miércoles, junio 19, 2024

Música en la Fábrica de Cuentos

El segundo sábado hay peña. Mi personita me lo recuerda. Cada inicio de mes busca el calendario y fija el día de la Fábrica de Cuentos de Evelin Queipo Balbuena y Jesús Aismar Zamora. «No es que me gusta, Mamá, ¡me encanta!».

Hoy estuvo dedicada a la música tradicional infantil, y qué invitada mejor que la madre y musicóloga Heidy Cepero Recoder. Evidentemente, ella lo pone todo en práctica. Lo hizo con Fabiana. Lo aplica con Fabián.

Coincidió con el décimo aniversario de la muerte de Teresita Fernández, voz en la banda sonora de tantas generaciones de cubanos. Como homenaje escuchamos desde un móvil la versión del gatico Vinagrito, interpretada por Magui Blue. Luego cantamos Lo feo.

«Mamá, Zamora canta bien. Si yo tuviera poderes, me gustaría que caminara como nosotras y que tuviera sus deditos normales», dijo al volver a casa.

A los ojos de la mayoría, Jesús Zamora es una persona en situación de discapacidad. A los nuestros, un poeta sin barreras. Tiene tres libros publicados. Sus peñas devienen una fiesta de la inteligencia y la emoción. Esta mañana llegó solo en su silla de ruedas desde el lejano reparto donde vive. Nos entusiasmó por un poemario de otro autor que atesora desde hace 27 años.

La canción de Teresita dedicada a poner un poquito de amor a las cosas que son feas, permitió un ejercicio de interpretación de un fragmento. Interpretar, no en el sentido de cantar sino de compartir la opinión acerca de lo que quiso decir, un ejemplo de todo lo que podemos expresar desde la poesía.

Hoy la Fábrica nos hizo bailar y logró una banda con los juquetes llevados por Evelin, que seguro usó Amaranta y ahora divierten a su segundo nené.

Heidy ofreció como un paseo los tipos de canciones del cantoral tradicional infantil, legados a Cuba desde España y Francia. Empezó por las nanas, los arrullos, las canciones. En esta última categoría entra la de Los 10 perritos. ¿Recuerdan? «Yo tenía 10 perritos, yo tenía 10 perritos…» Fabiana hizo de directora del coro.

También están las rondas y los juegos infantiles, por ejemplo, una canción de juego es «Un chivo cayó en un pozo…», y otra, «Cachumbambé». Hay un cancionero precioso, ilustrado con los primeros dibujos de niños. Deben usarlo las educadoras en los círculos infantiles, pero a falta de cantarlo y enseñarlo ese repertorio, lamentablemente, se ha ido perdiendo.

Ah, ese cancionero incluye el pentagrama con las notas musicales de cada canción. Allí aparece «Úrsula, ¿qué estás haciendo?» Heidy contó que los coros profesionales usan Úrsula… para calentar la voz.

Además de Teresita Fernández, en la Fábrica mencionamos otras cantautoras cubanas como Liuba María Hevia y Lidis Lamorú. Elogiamos los videos que acompañan los bellos temas del Dúo Karma.

«Mamá, no sabía que se llamaba Enid Rosales la autora de La música está en todas partes… aunque yo sí conozco esa canción». He ahí otro aprendizaje sabatino.

Por las fotos notarán que, a diferencia de la edición de octubre cuando estuvo abarrotado el local de la #Uneac, hoy fuimos seis gatas y dos gatos. Imaginamos que por el apagón y la amenaza de lluvia muchos prefirieran no salir de casa. No importa. Vendrán a la próxima.

Los anfitriones saben que siempre al menos una niña añora el segundo sábado y aunque sea para ella y el familiar que la acompaña, preparan con rigor un lindo e irrepetible guion, prenden la Fábrica de Cuentos y regalan una maravillosa peña. Muchas gracias.

Por Yanetsy León González/Adelante

Foto: De la autora