Portal Cultural de Camagüey

martes, marzo 05, 2024

Mereció el Premio Nacional Navarro Luna poetisa camagüeyana

Manzanillo- Con su cuaderno La súbita inocencia de las cruces, la escritora camagüeyana Yadira Troche Nerey mereció el Premio Nacional de Poesía Manuel Navarro Luna 2023, conferido en esta ciudad al cierre de la edición 51 de la jornada homenaje al llamado Poeta de la Revolución.

Integrado por los narradores Nelson Simón Oscar Cruz y Karel Leyva Ferrer, el jurado fue unánime al seleccionar la obra de quien, bajo el seudónimo de Paulina, sobresalió entre los 44 autores en concurso, procedentes de 13 provincias del país.

El dictamen, emitido este martes, subrayó el acertado manejo de la estrofa cerrada, y en particular de las décimas endecasílabas, así como la propuesta temática y los logros poéticos, en comparación con el resto de las obras evaluadas.

Especialista de Primer Grado en Neurología, poetisa y creadora de historias para niños, Troche Nerey ostenta otros lauros como el “Guajira, junco y palmera”, del Centro Iberoamericano de la Décima, y el correspondiente al XIII Concurso Nacional de glosas Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí.

Mereció, además, el galardón en el XXII certamen Ala Décima y el Premio Cucalambé, ambos el pasado año 2022.

Convocado anualmente para rendir tributo al destacado poeta, intelectual y periodista cubano Manuel Navarro Luna (1894-1966), el certamen y premio literario que lleva su nombre reúne en Manzanillo a una selección de lo mejor de la lírica cubana actual.

Este 2023, el programa incluyó lecturas y presentaciones de libros, encuentros entre escritores, visitas a sitios de interés histórico, y un reconocimiento especial a la poetisa Lucía Muñoz Maceo, reconocida como La novia de Bayamo, en ocasión de su setenta cumpleaños.

La edición 51 del evento conmemoró los 20 años de la Editorial Orto y el aniversario 135 del natalicio del mecenas de la cultura manzanillera, Juan Francisco Sariol (1888-1968).

Navarro Luna nació el 29 de agosto de 1894 en Jovellanos, provincia de Matanzas, y desde pequeño vivió en Manzanillo, donde fue barbero, limpiabotas y procurador público, además de formarse como poeta y revolucionario.

Entre sus títulos destacan Corazón Abierto, Refugio, Siluetas Aldeanas, Pulso y Onda, Cartas de la Ciénaga, La Tierra Herida y Surco, esta última considerada por muchos como la primera obra del movimiento literario del Vanguardismo en Cuba.

Por Annia Pacheco Palomares/ ACN

Foto: Tomada de trabajadores.cu