Portal Cultural de Camagüey

viernes, marzo 01, 2024

Libro de pasatiempos quiere y abraza Camagüey

Evelin Queipo se reinventa a diario, quien lo dude eche un vistazo a su bibliografía que ya acumula más de 10 títulos (de diversos géneros para públicos diversos) Juego con esa palabra hermosa “diversos” porque es la manera más exacta de abordar la infinitud creativa de quien le pone magia a todo lo que hace, porque ve magia en todo lo que la rodea.

Es comprensible entonces que de su ingenio brotara Pasatiempos, un libro que como expresa textualmente en sus palabras de presentación “pretende acercar a los amantes de los pasatiempos a la historia, arquitectura, figuras insignes de la literatura, el arte, la ciencia, el deporte, la geografía, economía y culinaria del Camagüey”, de un modo atractivo, ingenioso, divertido.

Estas páginas nos hablan del amor de la autora por su ciudad natal, esa que ha inspirado a muchos de sus hijos, la Avellaneda, Guillén, Fidelio Ponce, González Aullé, entre muchos otros a lo largo de 510 años de historia, cultura y tradición, pero también nos cuenta de su avidez por el conocimiento y de su obsesión por traducirlo en alegría para todos.

Por eso en este libro que vio la luz en 2021 por Ediciones El Lugareño de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, aparecen múltiples formas de pasatiempos (anagramas, acrósticos, caracoles, crucigramas, sopas de letras y otros) que hacen de este volumen un reto y un deleite.

Pasatiempos cuenta con la edición de Ana Belén Presno y el diseño de cubierta de David González. Es un libro especial por la magia que lo habita, hermoso por el colorido de sus páginas y único por el modo en que se acerca a esta ciudad a la Guillén llamó suave comarca de pastores y sombreros.

Sea pues este el mejor regalo al Camagüey en su aniversario 510. Sirva de motivo para que crezca en nosotros el orgullo de habitar la ciudad, embellecerla, honrarla y, por qué no, para reinventarnos como Evelin Queipo cada día en busca de la felicidad en esta tierra que nos quiere y nos abraza.

Por Jesús Aismar Zamora Avila, Colaborador

Fuente: Adelante Digital