Portal Cultural de Camagüey

domingo, septiembre 25, 2022

Leyendas camagüeyanas a serie audiovisual

Los pueblos y ciudades se dan a conocer por sus leyendas. Camagüey es una ciudad rica en ellas y todos de una forma u otra las hemos oído. Hay un parque donde están expuestas, y libros donde las relatan; pero por primera vez serán llevadas a una serie audiovisual.

Una de las más famosas trata de la Ermita de la Soledad. Se dice que cuando la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe no era más que un conjunto de bohíos e incluso la casa del Cabildo y aún las iglesias eran construcciones más modestas, un soñoliento boyero quedó varado sobre su carreta en un lodazal del barrio de Cascajal. Algunos curiosos ayudaron al bueyero a alivianar el peso de la carreta y al abrir una caja se encontraron con una hermosa imagen de la Virgen de la Soledad. Unos cayeron de rodilla ante ella y asumieron aquello como una señal para edificar en ese sitio su ermita.

El proyecto de la serie Leyendas Camagüeyanas lleva casi un año en proceso. Ha sido un reto para los productores al prescindir de la mayor cantidad posible de actores profesionales y enrolar a personas sin formación escénica de ningún tipo.

Construir un relato que remita a principios del siglo XVII fue una labor compleja, para la guionista Belkis Gil Sánchez. Lo importante para ella de llevar las leyendas al lenguaje audiovisual es lograr que a los espectadores llegue la historia y el conocimiento.

Para la grabación de la primera leyenda, dedicada a la Ermita de la Soledad, fue necesario viajar hasta zonas rurales del territorio agramontino, para recrear el ambiente de la época en cuestión. Las personas del lugar y sus viviendas, las carretas de bueyes, el fango y las altas hierbas son partes del conjunto que tributa a la ambientación. Rodaron en áreas de la CPA Jesús Suárez Gayol.

El proyecto surge como una idea original de Lizneydi Martí Cordero, quien comparte la dirección general con Oscar Alejandro Viñas, también encargado de la dirección de rodaje, la fotografía y la edición. Aunque han recibido el apoyo de varias instituciones, ha sido decisivo el impulso del Centro Provincial del Libro y la Literatura de Camagüey.

“Para nadie es secreto la subida de los precios. Se ha dificultado conseguir los materiales necesarios y el costo de producción se ha elevado notablemente, no obstante, estamos trabajando para sacar poco a poco las siete leyendas. Es una deuda con nuestro Camagüey”, explicó el productor general Henry de Armas Leyva.

En un principio pensaron en función de un programa televisivo, pero en el transcurso decidieron enfocarlo desde el punto de vista de una serie audiovisual, con el objetivo de dar mayor protagonismo a la escenografía y a los personajes en cada relato.

El director de arte José Denis Reyes Suárez comentó que la iglesia como la conocemos fue construida en 1697; antes de eso fue una ermita y antes ocurrió la historia. Leyendas parecidas proliferan en Latinoamérica, específicamente en Perú, México y Bolivia. Por eso, su objetivo es ubicar al espectador en un espacio, un contexto y una época: “Este ha sido un trabajo escenográfico para recrear un momento histórico, en el que nos guiamos en documentos y grabados de la época”.

A ese propósito también aporta otro especialista. Pedro Ferrá Barranco tiene 28 años de trayectoria en el mundo del maquillaje artístico. Entre las grandes producciones hechas en Camagüey que ha participado sobresalen la película Pablo, de Yosmani Acosta; y dramatizados dedicados a Ignacio Agramonte y Nicolás Guillén, dirigidos por Jorge Campanería.

Ahora, “tener que caracterizar un esclavo maltratado o los campesinos y mujeres de la época ha sido un trabajo muy bonito, por estar acompañado del vestuario, la escenografía y la actuación ya que esta no se puede separar del maquillaje, ni el maquillaje de la actuación”, contó a nuestra redacción.

También integran el equipo de realización el productor Isaul Ortega, de Makbras Producciones Films; la asistente de dirección Liany Hernández, y el asistente de arte Keiter Castillo. Karel Amores participa como asistente de fotografía. Dashiell de la Guardia lleva el Script, y Ricardo Miguel Arruti, el sonido. Verónica Elvira Fernández Díaz diseña la banda sonora. La locutora Virginia de Varona interpreta el personaje de la narradora que conecta aquel tiempo con el actual.

Según Martí Cordero, en un principio adaptarán siete leyendas principeñas, con una duración de cinco minutos como promedio. La selección incluye las referidas a El Aura Blanca y a Dolores Rondón, entre otras. Pronto comenzará el rodaje de El Aura Blanca. Esta y la de la Ermita de la Soledad serán editadas para exponerse en el mes de abril.

Por Hilda Recio Castillo y Vladimir Benítez de Posada/ Estudiantes de Periodismo

Foto: Cortesía de Oscar Alejandro Viñas.