Portal Cultural de Camagüey

sábado, octubre 23, 2021

El epitafio a Joaquín de Agüero

Joaquín de Agüero había sido fusilado. Era imposible en aquellos tiempos de persecución y zozobra, honrar la memoria de los que habían señalado el camino del honor y el deber.

Pero como nada es imposible para los que verdaderamente aman, el amor de un patriota anónimo buscó los medios de manifestar en alguna forma la gratitud de todo el pueblo.A partir de ese año de 1851, cada Día de los Fieles Difuntos aparecía colocada sobre la bóveda que guarda los restos del patriota una cartulina en la que se leía este quinteto:

Víctima infausta de un amor sincero
sentido por el hombre y por la gloria
yace aquí el adalid Joaquín de Agüero;
su nombre guarda la cubana historia,
su muerte llora el Camagüey entero.

Con motivo de la aparición de este epitafio, conocido después popularmente como «la quintilla de Joaquín de Agüero», el ejército realizó muchas investigaciones sin poder conocer al autor de la poesía.

Pero lo cierto fue que desde aquella fatídica fecha, y hasta 1868, cada año. el 2 de noviembre, aparecía sobre la bóveda la popular estrofa. Desde hace muchos años en la tumba hay una lápida con estos versos.

Autor: Héctor Juárez Figueredo