Portal Cultural de Camagüey

domingo, septiembre 25, 2022

Destacan intelectuales camagüeyanos valores del Héroe Nacional de Cuba

Camagüey- La gran dimensión de José Martí fue resaltada por el crítico cinematográfico, investigador y académico Armando Pérez Padrón, en el contexto de la jornada de homenaje por el aniversario 169 de su natalicio, este 28 de enero, organizada por la filial camagüeyana de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en la tertulia de poemas de amor y canciones románticas.

Enfatizó que Martí está en “la cúspide de la virtud y el talento. Es un artista extraordinario, poeta mayor y fundador del modernismo literario en América Latina”.

Con el tema Martí y el amor, el también vicepresidente de la UNEAC en Camagüey, disertó sobre las huellas dejadas por el audiovisual cubano del legado del Apóstol de la independencia.

Pérez Padrón destacó que en el Senado mexicano existe una comisión permanente de estudio del pensamiento del Héroe Nacional de Cuba y su legado gigantesco.

“Un hombre con apenas 42 años de vida pudo estudiar tanto y leer tanto. Un ser humano que desde la infancia tuvo una salud quebrantada como consecuencia de las secuelas del presidio político, no obstante nunca perdió la fe y la esperanza en el triunfo” expuso.

“Era y es, dijo, un hombre extremadamente enamorado, en todo el sentido de la palabra. Un hombre de una sensibilidad inimaginable, que tenía el don de la palabra y de la mirada. Esa mirada triste y profunda que era capaz de atrapar”.

Precisó que la figura de José Martí ha sido reflejada en el cine cubano en el último siglo y expresó que intelectuales de la época neocolonial mostraron en sus obras la grandeza del Maestro.

Argumentó que en 1943 Jean Ángelo filmó el audiovisual La que se murió de amor o Martí en Guatemala, muy cuestionado por los martianos más fervientes de la época, pero el director no se amedrentó y nueve años después realizo el corto Los zapaticos de rosa.

Se realizaron varios noticieros en aniversarios cerrados de su natalicio y de su caída en combate, puntualizó.

En tanto, manifestó el investigador, que en 1953 salió a la luz La Rosa Blanca, del Emilio El Indio Fernández, también rechazada por la intelectualidad de esos tiempos.

Mencionó un grupo de filmes producidos ya en la etapa de la Revolución como Los tiempos de joven Martí, de Massi; Un 28 de enero, Santiago Villafuerte; Los versos sencillos, Enrique Pineda y El primer delegado, de Santiago Álvarez, al igual que disímiles ediciones del Noticiero Latinoamericano y otros materiales cinematográficos.

Consideró al documental Mi amigo Fidel, de Santiago Álvarez, como una película llena de poesía en la que el protagonista es un campesino casi centenario testigo del desembarco de José Martí y Máximo Gómez.

Opinó que José Martí, el ojo del canario (2010), de Fernando Pérez, a quien calificó como el cineasta más importante de la ínsula y de Latinoamérica, constituye la película que más ha impresionado a los espectadores de la isla sobre la figura del Héroe Nacional de Cuba.

En tanto, Sergio Morales Vera, presidente de la filia agramontina de la UNEAC, calificó a José Martí como uno de los grandes creadores cubanos, admirado y venerado por millones de personas por su sensibilidad humana, su patriotismo, como periodista, escritor, maestro y hombre universal.

Texto y foto: Lázaro David Najarro Pujol/UNEAC Camagüey