Portal Cultural de Camagüey

miércoles, abril 17, 2024

De Verona a Camagüey, más que una historia de amor

A 24 años de su fundación Teatro del Viento consolida su preferencia en el gusto camagüeyano por la calidad técnica y conceptual de las propuestas, así como por la astucia de su director quien ha sabido educar un público que hace del teatro hoy una necesidad dentro de su consumo personal.

De ahí que el anuncio del nuevo montaje Romeo y Julieta.cu fuera desde el primer momento un éxito en taquilla con la venta de 1 300 entradas en apenas 24 horas y encontrara en los más jóvenes seguidores capaces de desafiar la madrugada con el objetivo de presenciar el estreno el pasado jueves 8 junio.

Convertidos en la maquinaria del teatro agramontino los pupilos de Freddys Núñez Estenoz se sobreponen a las ausencias sufridas en el plantel y regresan al escenario del Centro Cultural José Luis Tassende para ponerle rostro a la realidad desde un proyecto renovado al que su director hace llamar “teatro en resistencia”.

Actores consolidados como Ana Roberts, Luis Ramírez o Grabriel Castillo se suman a noveles figuras, algunos, incluso estudiantes de la Academia de las Artes Vicentina de la Torre, para dar vida a la pieza que retoma la línea de trabajo de las grandes producciones de Teatro del Viento fuera de la última trilogía.

Romeo y Julieta.cu llega para llevar al límite las emociones y mostrar entre líneas cuál es el camino que toma la sociedad actual, con temas que van desde el feminicidio, los estereotipos, la emigración y la violencia en todas sus aristas para desembocar en la justicia y su tratamiento actual como centro de la trama.

Alrededor de dos horas dura el espectáculo que retoma recursos artísticos como el empleo de títeres, característico de la obra del conjunto camagüeyano Viviendo en el Alero; o el desarrollo del teatro musical gracias al talento de dos de sus jóvenes actrices: Alianni Sarduy y Alina Betancourt.

Afrontar el destino a través del arte y colocar a la Cuba de hoy como fuente del conflicto más allá de la historia de William Shakespeare resulta parte fundamental de la presentación donde se mezclan textos originales de los amantes de Verona y fenómenos que tocan la puerta en esta medio milenaria ciudad.

Más allá del sonido del Ruiseñor o la Alondra, del balcón o la muerte, Romeo y Julieta.cu es un canto a la paz y a la concordia, a la reconciliación y el perdón, un canto a la justicia, esa que debe mirar a lo que verdaderamente importa.

La cuarta pared ya no está en Teatro del Viento, calló ante el peso de la verdad y como muestra del dolor de sus hijos y aunque la agrupación camagüeyana esta en un proceso de reconstrucción pues faltan muchas patas en la mesa, aun así, sus vientos soplan para estar en todas partes con aires de futuro, utopías y realidad.

Por Claudia Artiles Díaz/ Colaboradora

Foto: Julitte Romero