Portal Cultural de Camagüey

lunes, julio 15, 2024

Circuito Arte Plaza de industrias creativas listo para andar solo

El circuito Arte Plaza como proyecto de industrias creativas en el centro histórico de esta ciudad culmina su etapa de impulso con financiamiento internacional y debe crecer desde la autogestión de emprendedores y actores locales.

Recibió el financiamiento de la Unión Europea y el Instituto Camoe de Portugal, y fue ejecutado durante tres años por las ONG Care y Oikos de conjunto con la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC).

“La realidad de esta mañana fue ver los emprendimientos muy distintos. Esa riqueza de este cambio nos hace felices de haber cumplido con lo que habíamos pensado poder hacer para la población de Camagüey”, afirmó este sábado Marina Orien, representante de Care Francia.

En esta, su tercera visita a Camagüey, vino al taller de cierre del proyecto en plena Semana de la Cultura Camagüeyana y que le permitió constatar el rostro más visible con la feria Arte Plaza, 3 y 4 de febrero, en la calle Maceo.

“Estábamos hablando todavía de diagnóstico. No sabía si íbamos a llegar más allá del diagnóstico. Pasó la pandemia que le dificultó el trabajo a todos. Por fin llegamos al final. Estoy muy impresionada de haber visto concretizado estos emprendimientos que eran cosas teóricas”, rememoró Marina Orien.

De la idea de visualizar cinco industrias separadas, el estudio de campo conllevó al trazado de un circuito para interconectar cinco espacios dentro del segmento de Camagüey proclamado Patrimonio de la Humanidad.

La OHCC coordinó la capacitación y el diagnóstico de potencialidades de espacios, líderes comunitarios y negocios en función del desarrollo directo del territorio.

Asociaron el Parque Agramonte con la literatura, la Plaza de San Juan de Dios con artes plásticas y artesanía; la Plaza del Carmen con la gastronomía; la Plaza de los Trabajadores con lo escénico y audiovisual; y el Parque Martí con la música.

Escrito así se lee rápido y parece fácil, pero fue un reto asumido en las circunstancias de la pandemia de Covid-19, y sin la experiencia precedente porque en Cuba se había trabajado poco este asunto de las industrias creativas.

“Yo no soy la que da el dinero, es la Unión Europea; yo soy parte de la aventura. Estoy muy feliz de que se haya concretizado cosas que cambian la vida de la gente, y va más allá con la planificación, con el plan maestro un diagnóstico que permite tener más ambición, porque eso es un primer paso: tener más ambiciones pero todo bien organizado”, concluyó Marina Orien.

Ayer, en el Centro de Convenciones Santa Cecilia la acompañaban la señora Guadalupe González, de CARE Cuba; Raquel Calás, especialista de la ONG Oikos Cuba; y Niurka Cruz, evaluadora del Proyecto Arte Plaza.

Durante el intercambio con emprendedores y actores culturales fue recurrente la gratitud porque las donaciones ayudaron a mejorar la presentación de los productos; y las acciones de comunicación les permitieron, en primer lugar, conocerse y reconocerse entre ellos.

Alfredo Fuentes, del grupo de historietistas Arte Cómic, presentó una maqueta de libro y habló de sueños posibles a partir de la ayuda tecnológica para llegar a la producción con un sentido de industria: “El mayor aprendizaje ha sido aprender a llevar la creación al plano del negocio”.

Flores de Miranda resaltó el empoderamiento de la mujer como rasgo acrecentado, algo confirmado además por los emprendimientos de cosmética natural, tratamiento del cabello rizo, los de tejido tradicional y hasta por el horizonte de servicios desde una casa con valores históricos patrimoniales.

La víspera, en una sesión del XVI Simposio Internacional Desafío en el Manejo y Gestión de Ciudades, un emprendedor explicó que ganar va más allá del dinero. Se ha de ganar además reconocimiento, apoyo y acompañamiento.

“Esa es la idea de un emprendimiento solidario sobre todo cuando se inserta en un centro histórico espacioso, donde deben cumplir normativas y ver la oportunidad de estar en ese lugar”, explicó María Isabel Carmenate, coordinadora de Arte Plaza.

La subdirectora del Plan Maestro de la OHCC, planteó como meta lograr un catálogo o atlas para la comercialización del circuito para el turismo. Por eso prevén la entrega de sellos de calidad para los negocios de gastronomía, alojamiento y ventas que resalten la identidad cultural del Camagüey.

Por Yanetsy León González/Adelante

Foto: Leandro Pérez Pérez/Adelante