Portal Cultural de Camagüey

sábado, enero 22, 2022

Cierra sus cortinas en Camagüey el Festival Camagua Folk Dance

Camagüey- El Festival Internacional Virtual Camagua Folk Dance crece en su proyección al mundo, desde un proceso cada vez más inclusivo en esta ciudad, por una ruta cultural animada con frenesí del 17 al 19 de diciembre.

La segunda edición del evento liderado por Fernando Medrano Vireya logró la participación presencial de metodólogos de danza de las provincias, y especialistas del Consejo Nacional de Casas de Cultura (CNCC).

La cita funcionó como un taller bien práctico de cómo es posible articular instituciones y organismos en función de un festival que enfoca la preservación de las tradiciones desde la práctica artística.

Basilio Pereda Montero, de Mayabeque, calificó de inigualable la experiencia recibida en Camagüey, donde el uso de las tecnologías digitales acercó a la labor con grupos folclóricos desde el Consejo Internacional de Organizadores de Festivales de Folclor y de Arte Tradicional (CIOFF).

“El metodólogo tiene que ser una persona preparada. El Festival nos actualiza. Nos llevamos videos y vivencias para la superación en la base con los instructores y en los colectivos técnicos. El aficionado en la comunidad es una persona que va empíricamente al arte, porque le gusta, y a nosotros nos corresponde explicar para cuidar el patrimonio”, añadió.

Un tema de intercambio es el de la noción de cultura como un proceso en construcción; de ahí las reflexiones acerca de qué es lo nuevo permisible a incorporar a una tradición.

“Tenemos indicaciones para el respeto al repertorio. Hay pautas marcadas con el tema de lo tradicional, tanto en el movimiento de artistas aficionados como del profesional, para que nunca se pierdan las esencias”, enfatizó Ireolda Seoane Espinoza, directora de Creación Artística y Literaria del CNCC.

Para el público local, el Camagua Folk Dance presentó espectáculos de artistas aficionados y de agrupaciones profesionales, sin demeritar a unos en relación con la categoría de otros, porque reconoce el respeto a la identidad cultural.

“Desde el CNCC hemos apoyado siempre el trabajo de Fernando Medrano Vireya, primero desde su formación con la agrupación Maraguán, y ahora con Camagua, porque tiene su grupo profesional y mantiene el de aficionados, de categoría nacional, de referencia para el país. Este evento seguirá marcando pautas para la danza de Camagüey y de Cuba”, comentó Ireolda.

El director y su compañía fueron los grandes consentidos del festival al recibir ovaciones con las coreografías que cerraban cada noche el programa del Teatro Principal, donde pudo apreciarse mediado por una pantalla el folclor de más de 40 agrupaciones extranjeras.

En la tarde del sábado, en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, Medrano recibió el Escudo de la Ciudad de Camagüey, el Diploma Nicolás Guillén de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y el Premio Nacional Olga Alonso del CNCC, entre otros reconocimientos.

Dos hombres claves para él en la agrupación merecieron la distinción Espejo de Paciencia: Julio Francisco Puig Triana, director musical y arreglista; y Pablo Emilio Sarduy Fernández, el regisseur. Para el colectivo en general, hubo una lluvia de diplomas de instituciones del territorio y de otras provincias.

Al agradecer, Medrano bromeó con la cantidad de años de ejecutoria, porque con Camagua se cuenta una década, pero ahí está un equipo que lo acompaña hace unos 40 años cuando empezó a andar con Maraguán.

Sin dudas, su presencia y su legado, especialmente resaltados durante el Camagua Folk Dance, apunta a nuevas metas desde el momento en que decidió probar que Camagüey también es una plaza, un espacio, una ciudad con vocación de intercambio, con capacidad para apreciar y promover el folclor del mundo.

Por Yanetsy León González/ Adelante

Foto: Leandro Pérez Pérez/ Adelante