Portal Cultural de Camagüey

sábado, enero 28, 2023

Camagüeyana Flora Fong mereció Premio Nacional de Artes Plásticas

Camagüey- Con más de tres décadas dedicadas a la pintura, Flora Fong aseguró este martes su lugar en la historia de las artes plásticas cubanas al integrar el selecto grupo de galardonados con el Premio Nacional.

Formadora de generaciones de artistas y creadora de obras de singular belleza estética y magistral técnica, Fong, natural de Camagüey, ostenta una sólida trayectoria vinculada a las esencias de la cubanía, lo cual le permitió destacar entre la veintena de candidaturas presentadas para otorgar la distinción.

Desde el Museo Nacional de Bellas Artes, la prolífica pintora recibió el lauro correspondiente a la edición de 2022, en tanto agradeció el reconocimiento a su obra, marcada por dibujos sobre la naturaleza y la variedad cromática, matizada por las tonalidades amarillas y azules.

En la gala de entrega del premio, el intelectual y presidente de honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet, resaltó la imaginación de Fong plasmada en cada cuadro, que emerge como una fuerza cósmica entre los motivos de sus piezas.

Fong escapa de los convencionalismos para instalarse en la poesía de la pintura, pues ha logrado transmitirnos con sus cuadros una simbiosis de realidad y sueños, donde se percibe la primitiva epifanía del trópico, su canto salvaje, la ondulación sensual (…), afirmó Barnet.

Por su parte, la creadora y miembro del jurado del galardón Lesbia Vent Dumois destacó su impronta en las artes visuales de la nación antillana y a nivel internacional, y su versatilidad para traducir en los lienzos o la cartulina los paisajes autóctonos, en los cuales sobresale la sensualidad tropical y la tenacidad asiática.

La grabadora e ilustradora cubana, reconocida también por la confección de papalotes artísticos con la técnica oriental, ha logrado un equilibrio y armonía en piezas escultóricas, cerámicas, vitrales y diseños de tejidos.

Hija de chino y cubana, Flora terminó sus estudios de nivel medio en la Escuela Provincial de Artes Plásticas de su ciudad natal, y a lo largo de su carrera ha dejado su impronta en series reconocidas como Remolinos y ciclones, Trópico y El Caribe.

Merecedora también de la Distinción por la Cultura Nacional (1988), el Premio de la Asociación Internacional de Artes Plásticas (1985) y el galardón Bolsa de Estudios del Gobierno Italiano (1988), ha posicionado sus obras en colecciones privadas de importantes galeristas y de museos en varios países del mundo.

Texto: PL

Foto: Cubadebate