Portal Cultural de Camagüey

sábado, marzo 02, 2024

Camagüey propone Revista Lis para Memoria del Mundo

La centenaria Revista Lis, fundada, dirigida y diseñada en su juventud por Nicolás Guillén (1902-1989), devenido Poeta Nacional de Cuba, es la propuesta de este territorio para Memoria del Mundo, un programa de la Unesco.

La museóloga Annerys Fernández Mendoza, especialista del Museo Provincial Ignacio Agramonte, expuso acerca de los valores de la publicación durante la sesión académica de cierre de la jornada Los días de Guillén.

Circularon 18 números desde el 10 de enero de 1923 hasta el 30 de junio del mismo año. Conformada por 10 páginas, aunque algunos números alcanzaron las 16 páginas.

A partir de los requisitos para el expediente, Fernández Mendoza explicó que el Museo atesora esta colección pequeña, auténtica, preservada y a disposición de los demás debido a su digitalización.

“Aspiramos a que logremos inscribirla en la lista del Programa de la Unesco Memoria del Mundo”, enfatizó luego de ejemplificar elementos de carácter local y huella cultural de una época de significación para la humanidad.

“Esta inscripción nos trae una responsabilidad mundial de tener ese patrimonio salvado”, enfatizó Fernández Mendoza, el mismo compromiso contraído hace 15 años por instituciones, habitantes y el gobierno por la inclusión de un segmento del Centro Histórico Urbano de Camagüey en la Lista de Patrimonio Mundial.

La Revista Lis tuvo una proyección artística, literaria y social. Nucleó a familiares de Guillén como sus hermanos Francisco y Josefa, así como a intelectuales de la urbe como a la poetisa y periodista Aurelia Castillo, al maestro Tomás Vélez y al poeta Medardo Lafuente.

Funcionó como medio de comunicación de las sociedades de negros y mulatos Victoria, Maceo y Progreso, aunque su contenido en general señalaba problemáticas relacionadas con la educación, la mujer y la discriminación.

En el panel precedente, Ernestina Hernández Bardanca, directora del Centro de Estudios Nicolás Guillén evocó a quienes favorecieron el estudio de esta publicación, desde la sala de fondos raros y valiosos de la Biblioteca Provincial Julio Antonio Maceo.

“Ángel Augier (reconocido como el mejor biógrafo de Guillén) hizo posible que se microfilmara la revista y a partir de ahí comenzó a estudiarse, en los años noventa del siglo XX, en medio de apagones”, recordó.

Por esos años, Manuel Villabella en esa misma sala comenzó a transcribir del diario El Camagüeyano la sección comercial Pisto Manchego, escrita por Guillén; y Luis Álvarez posibilitó la socialización de las primeras indagaciones a Lis.

La Revista Lis es reservorio de lo más avanzado del pensamiento cubano de principios de siglo XX desde el Camagüey, una región tempranamente comunicada con el progreso del hombre y del mundo.

Por Yanetsy León González/ Adelante