Portal Cultural de Camagüey

miércoles, noviembre 30, 2022

Apuntes de azul con Vity Cisneros

Los paisajes emocionales que el joven camagüeyano Víctor Manuel Cisneros Álvarez expone en la galería República 289, de esta ciudad, recuerdan la anécdota del español Joan Miró cuando debajo de una mancha azul en un lienzo blanco escribió “este es el color de mis sueños”.

Vity Cisneros, como le conocen sus amigos, tiene 24 años de edad y regala una segunda muestra personal al pueblo natal, Espectro. Apuntes en Azul, de 33 piezas hechas durante la mayor crudeza del confinamiento por la Covid-19.

En diálogo con Adelante Digital el artista contó que no se trata solo de una compilación de piezas, sino de sentimientos, sensaciones, en el cambio de cosmovisiones, en el modo de afrontar las variaciones de contexto.

“La pintura y la acción catártica del color fungen como escape gestual y artístico de la vorágine de sentimientos generados por la situación epidemiológica. No obstante, es menester optar por una mirada esperanzadora de todo el dilema. De ahí que en medio del caos formal en las piezas exista un interés marcado por el uso de diversos colores ─y de sus tonos más vivos─ como generadores potenciales de sensaciones positivas en el espectador”, insistió.

La apertura de Espectro. Apuntes en Azul incluyó un performance realizado por el propio artista. La música fue compuesta e interpretada exclusivamente por el camagüeyano Alejandro Martell Señaris.

“Se aspiró a generar un intercambio entre el espectador y el arte, con el lenguaje abstracto de la pintura en conexión con la música. La muestra fue pensada originalmente para Camagüey. Gran parte de las piezas fueron producidas aquí, en su mayoría son inéditas”, enfatizó.

Vity Cisneros es uno de los niños formados en el taller comunitario Pincel con Alma de Beso, de la artista de la plástica Martha Jiménez. A pesar de tres intentos fallidos para acceder a la Academia de las Artes Vicentina de la Torre, no desestimó su carrera artística, tras cursar el preuniversitario en la escuela Álvaro Morell.

“En el 2017 fui aceptado para estudiar en la Universidad de las Artes Isa, al aprobar sus exámenes de aptitud por concurso. No es hasta el año siguiente que debuto como artista en la muestra colectiva Transeúntes, dentro del marco de la IV Jornada Nacional del Joven Conservador del Patrimonio, en La Habana. Ya he participado en 14 exposiciones, de cuales, cuatro son personales”, contó.

Recientemente egresó en el perfil de Conservación de la carrera de Conservación y Restauración del Patrimonio. Piensa quedarse en la capital, al recibir ubicación laboral en la Dirección de Extensión Universitaria del Isa, donde se desempeñaba en la gestión de proyectos y Festivales de las Artes.

“Camagüey tiene gran auge cultural e interesantes proyectos para desarrollar y visibilizar las artes visuales y el trabajo de sus artistas; aunque sin dudas, en todos las capitales hay más oportunidades para los jóvenes, eso sin hablar de que en La Habana comencé mi trabajo como artista visual”, comentó.

No obstante, su persistencia por exponer aquí reafirma la voluntad de vínculo con Camagüey, por la conciencia de su arraigo y como prueba del hijo que regresa a mostrar el fruto de los sueños tenaces de Vity Cisneros.

Por Yanetsy León González/ Adelante

Foto: Cortesía de Vity Cisneros