Portal Cultural de Camagüey

viernes, diciembre 02, 2022

Anuncia la reposición de Cantata el Ballet de Camagüey

Camagüey- La reposición de la coreografía Cantata, el próximo 29 de abril, en la que unen sus esfuerzos la Orquesta Sinfónica agramontina y el Ballet de Camagüey, entre otras agrupaciones, constituye un suceso cultural extraordinario y sin precedente en la historia de la danza en el territorio, afirmó el presidente del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, Kenny Ortigas Guerrero.

En conferencia de prensa en el emblemático y centenario Hotel Plaza, Ortigas precisó que también concurrirán al espectáculo (un ballet icónico), los coros profesionales de Ciego de Ávila y Camagüey.

Las presentaciones tendrán lugar en el Teatro Principal de la Ciudad de los Tinajones, en el contexto del aniversario 55 de la compañía clásica danzaría agramontina y en ocasión del Día Internacional de la Danza (proclamado por la UNESCO desde el 29 de abril de 1982, por iniciativa del Comité Internacional de Danza, y en honor al bailarín y coreógrafo Jean-Georges Noverre).

“Es una muestra -dijo- de lo que queremos lograr en lo adelante, con la cooperación y solidaridad de todas las instituciones del sector de la cultura, para la realización efectiva de una mega producción en la que convergen diferentes artes”.

En tanto Regina María Balaguer Sánchez, Maitre y directora del Ballet de Camagüey, (primer proyecto de danza clásica fundado en el periodo revolucionario, el 1ro de diciembre de 1967, bajo la guía de Vicentina de la Torre), expuso que precisamente se escogió el 29 de abril en honor al natalicio de Noverre (1727-1810), considerado el Padre del ballet moderno.

Enfatizó que Cantata, de Iván Tenorio y diseño de Otto Chaviano, afrentada, incomprendida e ineludible después, fue estrenada por el Ballet de Camagüey con el título Juego Profanos, el 9 de abril de 1971.

“Fue una de las coreografías más emblemáticas de la compañía y causó una gran polémica. Muy acogida tanto en los escenarios nacionales como internacionales. Juego Profanos terminó llamándose Cantata y obtuvo excelentes críticas”.

Opinó que “la versión de Tenorio es abarcadora y requiere de los bailarines un esfuerzo inmenso”, al igual que de los cantores y los músicos. Reflexionó en torno a la vigencia de la obra que “no envejece.”

Está a tono con el contexto del análisis, en Cuba, del Código de las Familias que aboga por la inclusión. Habla del nacimiento del ser humano: infancia y adolescencia, conocimiento, relación entre hombre y mujer, las miserias humanas como la guerra, y por supuesto, el amor y el desarrollo de la vida a través del tiempo”.

Cantata deviene línea analógica de los pasajes profanos de las canciones de la Carmina Burana, del músico Karl Orff, compuesta por 22 canciones de las 25 de la obra original.

Lena Lauzao Rosales, directora del Coro Profesional de Camagüey, fundado el 12 de noviembre de 1961, manifestó el agradecimiento al Ballet por la confianza en la agrupación para la reposición de la obra.

“Es poner en práctica un sueño que lleva una gran producción y mucho sacrifico de todos los artistas. Por tal motivo trabajamos con más gusto y deseos para ofrecer a los camagüeyanos un espectáculo de calidad en el que intervienen unas cuarenta voces. Es resultado de una labor de investigación profunda”.

El coreógrafo José Antonio Chávez destacó que la reposición de Cantata es una expresión cultural. “La cultura nos salva. Es como una vacuna espiritual para los seres humanos”.

Tamira González Jiménez, directora provincial de Cultura en Camagüey, ponderó el desempeño e intensas jornadas de un gran grupo de técnicos, sonidistas y trabajadores de mantenimiento, entre otros, para la escenificación de una obra compleja para su puesta en escena. “Todo el mundo se ha entusiasmado”.

Texto y foto Lázaro David Najarro Pujol/Filial UNEAC Camagüey