Sello de Calidad
Portada » Patrimonio Camagüeyano » Camagüey Legendario » La Catedral de Camagüey

La Catedral de Camagüey

La Catedral de Camagüey Manifestación: Patrimonio 

Ubicada en la antigua Plaza de Armas, hoy Parque Agramonte, se alza la Parroquial Mayor, Catedral de la ciudad. Este edificio tuvo como antecedentes las primeras iglesias construidas en Punta de Guincho, Nuevitas (1514-1516) y Caonao, Esmeralda (1516-1528). Luego del asentamiento definitivo de la villa en las tierras de Camagüebax, se erigió en 1530 una iglesia de piedra, destruida más tarde por el incendio que afectó a la ciudad en 1616.

En el año 1617 se reconstruye con una nueva ubicación, donde se ubica hoy la actual Catedral, al costado meridional de la plaza llamada de la iglesia o de la Parroquial. Su orientación fue definida- como es común en los templos más antiguos, o en aquellos que conservan la ubicación primigenia de sus antecesores- con una plaza lateral, la fachada principal hacia el oeste y el presbiterio al este, ubicación y posición coincidentes con la actual.

En 1756 existía un edificio construido con muros de cal, piedra y ladrillos, y cubierta de madera y tejas, el cual tenía un coro bajo y otro alto sobre la entrada principal conformado por un entrepiso de madera. Constaba de una sola nave y capillas sobresalientes en las medianías de sus laterales.

Al lado norte, la capilla dedicada a Nuestra Señora del Rosario, de planta circular con techo cupular en cuyas inmediaciones se hallaba el cementerio; al sur, la de San Antonio de Padua, cuya planta rectangular se cubría con azotea, y contigua a esta, una sacristía lateral y un cuarto para monaguillos. Del otro lado, en la parte delantera que daba hacia la plaza, se encontraba una torre lateral de volúmenes prismáticos con dos cuerpos desproporcionados donde se colgaban cuatro campanas.

En 1791 fue reconstruida con un cuerpo más. Hacia el año 1820 se le superpone otro cuerpo con remate y cruz de hierro.

Debido a su deterioro constructivo fue clausurada en 1860. El arquitecto municipal Dionisio de la Iglesia, decidió eliminar las dos capillas y los añadidos laterales para ampliar el templo con dos naves colaterales y el 2 de febrero de 1864 fue reabierta al público.

En 1876, tras varias reparaciones, se le agregó otro cuerpo a la torre. La planta resultante fue esta vez un rectángulo sin espacios articulados o sobresalientes del perímetro rectangular. En la parte delantera se inscribió el vestíbulo o sotacoro, y sobre este espacio, en un entrepiso de vigas y tablazón de madera, el coro. La base de la torre se encuentra a la izquierda de la entrada, y a la derecha, el baptisterio. Al final de la nave central el presbiterio, y a ambos lados de este sendas sacristías, con habitaciones en el segundo nivel.

En la fachada se emplea el orden toscano. Está rematada por un gran frontón triangular y un frontoncillo de igual figura geométrica que se repite sobre el vano del acceso principal. A ambos lados se sitúan ventanas rectangulares que terminan en arcos de medio punto, guarnecidos por cuatro pilastras, colocadas en pares.

Al lado izquierdo de la fachada principal se encuentra la torre que consta de seis cuerpos. Del tercer al quinto nivel posee pequeños vanos de medio punto enmarcados en molduras en forma de cornisa que sostienen las campanas. En el quinto nivel la cornisa es interrumpida por la curvatura de los vanos de medio punto. La torre está coronada con una escultura de Cristo, obra del catalán Juan Albaijes Ciurana, allí colocada desde 1937.

La fachada lateral colindante con el Parque Agramonte está realzada en su centro por un pórtico jónico viñolesco de cuatro columnas adosadas, capitel jónico y fuste estriado sobre pedestal, única composición de este tipo en el repertorio religioso cubano. Contiene tres arcos de medio punto sostenidos por pilastras y cerrados por lucetas de madera y cristal y puertas españolas. Sobre este conjunto se encuentra el entablamento donde se apoya otro gran frontón triangular.

Este templo dedicado a Nuestra Señora de la Candelaria se declaró Santa Iglesia Catedral el 10 de diciembre de 1912, al quedar constituida la Diócesis de Camagüey, por el Papa Pio X.

La iglesia fue cerrada al culto en la década de 1980 por el pésimo estado de su cubierta: una armadura de par y nudillos con decoraciones florales en la tablazón y la viguetería.

En el año 1998 fue reabierta al uso tras la rehabilitación del edificio, a cargo del ingeniero Miguel Avalos Maciá, que implicó la reconstrucción de la cubierta, recuperada desde el punto de vista formal, ya que se imita la antigua armadura de par y nudillo a la que se incorpora elementos originales como el harneruelo sin decorar, los tirantes pareados, los cuadrales y los canes simples. La cubierta de la nave central se mantiene de tejas criollas y la de las laterales de losas de barro.

En el interior se incorporaron los vitrales La anunciación y La presentación de Jesús en el templo, y un nuevo Vía Crucis, diseñados por la artista plástica Maidelina Pérez Lezcano. Gran parte del diseño interior es obra de la Arq. Elizabeth García Vitar y la Dra. Amarilis Echemendía Morffi.

El 5 de diciembre de 1998 queda convertida en Catedral Metropolitana al ser constituido el Arzobispado de Camagüey con las diócesis de Ciego de Avila, Santa Clara y Cienfuegos como sufragáneas.

Otros datos:

Ubicada en el Parque Agramonte. Es el primer templo o iglesia Parroquial Mayor de la antigua villa de Santa María del Puerto del Príncipe. Tuvo su último emplazamiento hacia 1528 al extremo norte del espacio donde hoy se halla ubicada. La primera información conocida que se tiene acerca de su arquitectura en 1544 refiere que se hallaba construida de piedra una sección o parte de la misma.

En 1616 fue destruida por un incendio. Desde 1617 fue reconstruida en el lugar donde hoy se ubica la actual Catedral. En 1756 fue visitada por el Obispo Pedro Agustín Morell de Santa Cruz quien la describe. Su arco de triunfo así como el Escudo de Armas Reales, los cuadros colgados de las paredes, varias lámparas de plata y las silla del prelado con finas talladuras.

En sus inicios fue iglesia uninave con dos cuerpos muy anchos y desproporcionados para su torre en cuya segunda sección se ubicaban cuatro campanas. Originalmente contó con cinco altares.

Poseyó un cementerio antiguo ubicado entre la capilla del rosario y la calle de Candelaria. En 1820 fue suprimido el mismo y construido un atrio hacia la Plaza Mayor.

En 1845 por vez primera se recomendó la construcción de una nueva iglesia con tres naves debido a su avanzado estado de deterioro, desde 1832 el altar antiguo donde estuvo colocada la Patrona Titular de la villa Nuestra Señora de la Candelaria sufrió desplome.

En la cuarta década del siglo XIX el Ayuntamiento de Puerto Príncipe sugirió la composición general del edificio por lo cual en junio de 1860 el templo fue cerrado tomadas en cuenta las sugerencias del arquitecto municipal y el comandante de ingenieros Juan J. Marín.

El arquitecto municipal Dionisio de la Iglesia en su proyecto de la obra consideró la formación de las dos naves laterales, eliminar las dos capillas y el bautisterio, así como, realizar una cornisa sobre el techo de azotea de las dos naves para cubrir las vistas por ambos lados, entre otros detalles. El 2 de febrero de 1864 fue reabierta al público.

En 1875 requirió ser refaccionada, en esa ocasión fue colocada una tarja de mármol blanco en el cuerpo de la torre con la siguiente inscripción: "Restaurada por Ampudia. Año 1875", así se hacía alusión al brigadier Juan de Ampudia y Domínguez.

En dos oportunidades sufrió serios daños con motivo de descargas eléctricas las que provocaron el desplome de la torre campanario, otros daños en la nave central y en el altar de San Antonio por lo que fue necesario su cierre temporal hasta enero de 1876.

Desde el 10 de diciembre de 1912 fue designada como Catedral. En 1937 fue colocada en lugar de la antigua cruz de madera y cúpula cónica del campanario la figura del Santo Cristo.

En la década del 90 se realizo su mas reciente rehabilitación en la que se recupero desde el punto de vista formal el techo de armadura de par y nudillo con harneruelo sin decorar, con tirantes pareados, cuadrales y canes simples. La cubierta de la nave central es de tejas criollas y la de las laterales de losas de barro.

La planta es rectangular ; al final de la nave central se encuentra el presbiterio a ambos lados de éste y en el segundo nivel, habitaciones. Sobre el comienzo de la nave, el coro. El bautisterio en el lateral derecho y el acceso a la torre en el lateral izquierdo. Sus muros de ladrillo y piedras presentan variados grosores, que llegan hasta un metro de ancho.

Tomado de: Portal Camagüey y Adelante Digital.