Sello de Calidad
Portada » Patrimonio Camagüeyano » Camagüey Legendario » Arquitectura y Urbanismo en Camagüey

Arquitectura y Urbanismo en Camagüey

Plaza de San Juan de Dios Manifestación: Patrimonio 

En Camagüey las edificaciones tienen un marcado acento de los terratenientes de la época, son construidas con ladrillos, constan de techos de tejas de barro, tienen una sola planta y un puntal moderado. Estas casas tenían el techo en una sola corriente, altísimo en la sala, bajando en declive hasta el puntal que daba al patio, que por lo general era muy bajo.

La tipología habitacional es diversa: casas para los terratenientes y colgadizos para los más pobres. El patio era el elemento fundamental de la distribución, casi siempre central.

La estampa de aquellos patios, que aún se conservan intactos en numerosas casas, logra el buscado objetivo de tranquilidad y frescura, en una atmósfera de humedad y sombra.

Las fachadas se distinguen por el guardapolvo, que puede ocupar todo el frente o jerarquizar la entrada principal, con aleros que corren a todo el frente. La puerta es gigantesca, claveteada, con postigos, y va flaqueda por un par de lisas "pilastras" que no llegan al suelo --de donde se deduce su función decorativa-- las cuales después ocuparon todo el puntal.

Las ventanas sobresalen por sus preciosas balaustradas de madera, que la modernidad reemplaza con la herrería del siglo XIX, para ofrecer mayor iluminación y seguridad a los espacios que se van haciendo mayores.

En la provincia de Camagüey existían graves dificultades con el abasto de agua, por lo que los alfareros encontraron una magnífica solución: las ventrudas tinajas que se utilizaban para almacenar aceites y vinos sirvieron para guardar agua de lluvia limpia y fresca.

El tinajón colocado bajo los chorros de las canales, que recogían la lluvia de los tejados, llegó a convertirse en un objeto imprescindible en cada patio camagüeyano, lo que conllevó a que le nombraran "La ciudad de los Tinajones".

Las callles se caracterizan por ser estrechas y tortuosas, con presencia de callejones, abundantes plazas y plazuelas.

Entre las plazas están: Plaza San Juan de Dios, Plaza del Carmen, Plaza de Armas (hoy Parque Agramonte), y Plaza del Cristo, todas de interés.

Entre las edificaciones de tipo histórico-cultural están: la Casa Natal de Ignacio agramonte (Monumento Nacional), la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen (de influencia barroca, concluida en 1825), el Palacio de Justicia (sede de la Real Audiencia, construida a mediados del siglo XVIII), el Teatro Principal (inaugurado en 1850), la Casa Natal de Gertrudis Gómez Avellaneda, y La Casa de la Cruz Grande (donde se dice se fundó la ciudad).

En Camagüey encontramos, también, el callejón más estrecho de Cuba, denominado La Funda del Catre.Autor: Héctor Juárez Figueredo.