Portal Cultural de Camagüey

miércoles, agosto 04, 2021

Otorgan Premio Alarife Público al arquitecto Henry Mazorra en Camagüey

Camagüey- Por su destacada labor en el campo de la conservación del patrimonio histórico camagüeyano y el sostenido trabajo en la realización de proyectos constructivos, le fue entregado el Premio Alarife Público Fulgencio Arambula al arquitecto Henry Mazorra Acosta, por la Oficina del Historiador de esta Ciudad (OHCC), como parte de los festejos por el 507 aniversario de la villa, otrora Santa María del Puerto del Príncipe.

La distinción fue otorgada de manos del director de la OHCC, José Rodríguez Barrera, quien destacó que el galardonado “ha avanzado profesionalmente y como ser humano, en nuestra institución. Él conforma ese personal de gran valía con el que contamos para seguir soñando por este lugar donde vivimos, crecimos y tenemos la misión de preservarlo para las generaciones venideras”.

El laureado expresó: “siempre he tratado de hacer mi oficio con el mayor nivel de compromiso posible y la garantía de efectuar mis labores con la mejor calidad siempre la trató de imprimir en cada empresa que enfrento”, agradeció además a todos lo que lo han apoyado en el transcurso de su carrera, en especial a la Oficina del Historiador, sitio en el que ha efectuado todo su quehacer.

Entre las obras que ha intervenido Henry Mazorra sobresalen el Museo Memorial a las Víctimas del ciclón de 1932, en el municipio de Santa Cruz del Sur, la cafetería especializada Café Ciudad, el proyecto de investigación para el Centro de Interpretación del Cementerio General de Camagüey. También ha impartido cursos de pregrado y posgrado vinculados a la preservación del patrimonio y ostenta otros premios como el recibido en el X Salón de Arquitectura cubana, en Matanzas.

El Alarife Público constituía el maestro de obras responsabilizado por el ayuntamiento de la villa de velar por la calidad y factibilidad de las construcciones. Fulgencio Arambula, resaltó entre ellos por su preocupación por conseguir una arquitectura de reconocida solidez que estuviera en armonía con los ambientes urbanos.

“La Oficina”, en su honor, instituyó el galardón que lleva su nombre para reconocer a personas e instituciones que contribuyan a salvaguardar las huellas patrimoniales del centro histórico y estimular a obreros, técnicos y especialistas con una labor imprescindible en la consecución de la empresa de mayor impacto social en el año, en la ciudad.

Por Yang Fernández Madruga/ Adelante

Foto: Alejandro Rodríguez Leiva/ Adelante