Sello de Calidad
Portada » noticias » Patrimonio » Atractiva muestra en Museo Quinta Simoni de Camagüey

Atractiva muestra en Museo Quinta Simoni de Camagüey

Atractiva muestra en Museo Quinta Simoni de Camagüey, foto: Talia Montero Pereira

Camagüey- El museo Quinta Simoni en su muestra del mes de agosto expone un hermoso juego de tocador del siglo XX, que forma parte de sus colecciones. Está integrado por espejo de manos, peines, cepillo y motera, muy utilizado por las mujeres con el objetivo de embellecerse.

Los espejos como utensilios de tocador y objeto manual fueron muy usados en las civilizaciones egipcia, griega, etrusca y romana. Se elaboraban siempre con metal bruñido, generalmente cobre, plata o bronce, a este proceso se le conoce como plateo.

Tenían forma de placa redonda u oval, decorada ordinariamente con grabados o relieves mitológicos en el reverso  y con mango tallado para asirlos cómodamente; de ellos, se conservan todavía muchos ejemplares en algunos museos arqueológicos. 

Durante la alta Edad Media, apenas se hizo uso del espejo, hasta que en el siglo XIII se inventó la fabricación de los de vidrio y de cristal de roca sobre lámina metálica (o con amalgama de plomo o estaño que son los espejos azogados), sin dejar por esto de construirse los de sólo metal hasta el siglo XVIII.

Los peines más antiguos se han encontrado en tumbas egipcias con formas parecidas a las actuales y con el doble destino de servir para el aseo de la cabeza y para el adorno del cabello. 

Los de esta segunda clase no se han hallado reales sino en figuras pintadas. Los de aseo constan en realidad y son de madera, no solo de la civilización egipcia sino aún de la prehistórica europea a partir de la primera edad de los metales.En el palacio de Sargón en Korsabad (Asiria) se descubrieron peines con figuras de león.  

El mismo doble carácter antedicho manifiestan los peines hallados en criptas y sepulturas romanas siendo su material el marfil, la concha de tortuga, el cobre y la madera. 

En la Edad Media, se usaban también como objeto litúrgico entre clérigos, de marfil o de madera y tanto los profanos como los religiosos de dicha época  solían adornarse con relieves de figuras en la parte media del objeto entre las dos filas de puntas: pero los de más remota fecha entre los profanos son los aludidos de las civilizaciones prehistórica, egipcia, griega y romana en diferentes museos tales como los de Louvre, Británico, de Bruselas, Nápoles, Madrid.

Estos objetos de uso personal que han sido utilizados desde la antigüedad por el hombre y que han ido evolucionando con el transcurso  de los años en sus materiales de construcción y en sus decorados llegan hasta la actualidad y forman parte del uso cotidiano para así Vernos mejor.

Autor: Rebeca Hernández Arci

Fuente: Museo Quinta Simoni

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.