Portal Cultural de Camagüey

martes, junio 22, 2021

Homenaje a un amigo

Una de las personalidades más influyentes de la vida política y académica en Haití, Maxim Romer, murió el 28 de mayo de 2021, a causa del virus de la covid 19. Para quienes tuvimos la suerte de conocerlo personalmente mediante sus sobresalientes trabajos científicos, así como su grandiosa labor social en Haití y otros países del continente americano, podemos valorar la gran pérdida que significa su deceso.

Nacido en Jeremie, capital del departamento haitiano  de Grand Anse, el 12 de mayo de 1950, se caracterizó por su sencillez, modestia  y una peculiar virtud de relacionarse con gran facilidad  con todas las personas,  sin distinción de raza, sexo, creencias religiosas, etc.

En su trayectoria política se destaca el hecho de haber sido elegido por cuatro mandatos como Senador de la República de Haití. En este órgano encabezó la Asociación de Amistad Haití-Cuba.

Como Rector de la Nueva Universidad de Grand Anse, contribuyó a la formación profesionales de la Agricultura y la Administración. Es conocida su labor en la educación de los hijos de campesinos de la comunidad, donde está ubicada la institución. Además intercambió experiencias y proyectos con las universidades cubanas con énfasis en las de Oriente, Ciego de Ávila y La Habana.

Fue colaborador incondicional de la comunidad haitiana en Cuba. Gracias a su apoyo y perseverancia, se realizó el primer Coloquio Emilio Bárcenas, sobre el rol del haitiano en la formación de la cubanía, en la Casa del ALBA, en abril de 2013.

Recuerdo nuestro último encuentro, en ocasión de la creación de la Catedra Honorífica Los Haitianos en Cuba, en la Universidad de Ciego de Ávila, en enero de 2018. Lo recuerdo alegre, carismático, con su guayabera  blanca y atento a cada detalle. Le obsequié un ejemplar de mi libro Raíces Haitianas al sur de Camaguey, se mostró muy  agradecido  y me expresó que el mismo le serviría como material de consulta a sus alumnos. Hablamos de la historia de Haití y de Cuba, de nuevos proyectos y de la Cátedra. No imaginaba que esta  sería la eterna imagen del amigo en mi memoria.

Como colofón a este sencillo homenaje, quiero  recordar un fragmento del poema Canción por el centenario de Jacques Romain escrito por Jesús Cos Causse.

    La vida, una semilla
    La semilla,un árbol
    El árbol, símbolo
    El símbolo, un destino
    El destino,una tumba
    La tumba, un mito
    El mito,un misterio
    El misterio, un regreso.

La semilla que sembraste  crecerá  porque  Cuba y Haití son Raíces de un mismo árbol, Hasta siempre Maxim.

Sibelis Celidor García, Camaguey, 30 de mayo, 4:50 pm