Portal Cultural de Camagüey

martes, diciembre 07, 2021

Fallece músico cubano Juan Ramón Orol

Camagüey- El violoncelista y lutier Juan Ramón Orol falleció hoy, en esta ciudad, por culpa de una agresiva enfermedad que no pudo alejarlo de su entrañable Orquesta de Cámara de Camagüey.

En diciembre se presentó en el Centro de Interpretación del Patrimonio; y se le vio en la sala de la Galería Taller Larios, donde ensayaba un Concierto navideño, confirmó Roberto Campos, contrabajista y administrador de la agrupación.

Juan Ramón Orol participó en importantes proyectos vinculados a las llamadas Músicas del mundo. Fue quien presentó a las ancianas Floricelda y Cándida Fáez al productor francés Cyrius Martínez, que recorría el país buscando portadores de música tradicional cubana.

Él hizo el cello para uno de los temas del primer disco al que fueron invitadas, titulado la Casa de la Trova (1998) con el sello Erato Disc. Luego acompañó al dúo de las Hermanas Fáez a sus giras internacionales.

Además, compartió experiencia como docente en países europeos y en universidades latinoamericanas.

En 1969, obtuvo por oposición una plaza de músico en la Orquesta Sinfónica de Camagüey, liderada por el maestro Jorge Luis Betancourt, quien lo formó como director; y poco después recibió cursos de música de cámara en España.

Juan Ramón Orol mereció la Distinción Espejo de Paciencia, por su aporte a la cultura camagüeyana, y en especial por la forja de instrumentistas y de un público leal a través de la ejecutoria de la Orquesta de Cámara que fundó el 6 de enero de 1994, con la asesoría del emérito violinista Evelio Tieles Ferrer.

Entrevistado para el documental Nostalgia de trovadoras (Cuba, 2013), del joven realizador Alberto Santos enfocado en contar la historia de las Hermanas Fáez, Juan Ramón Orol refutó la posibilidad del olvido: “No creo que por una cosa natural, las personas vayan falleciendo, en los cultivadores del género hay personas detrás que van a tomar estas banderas y van a seguir”.

Corresponde seguir su legado de culto a la belleza, de constancia en el estudio y de consagración por la excelencia musical, a pesar de las desventajas en la promoción de su tipo de expresión artística.

Por Yanetsy León González/ Adelante

Foto: Archivo