Sello de Calidad
Portada » articulos » Música » Waldo Mendoza dejó su amor en Camagüey

Waldo Mendoza dejó su amor en Camagüey

Waldo Mendoza, foto: Orlando Durán Hernández

El hombre no puede identificarse como tal si en el fondo no alberga la más pura de las fuerzas espirituales: el amor. Waldo Mendoza es un hombre enamorado. Enamorado de la vida, de la música y de su público. Los camagüeyanos que acudieron en masa al Teatro Avellaneda lo vieron, sintieron y comprobaron.

Entre las luces del escenario apareció Waldo para regalar varios números de su exitoso repertorio y otros temas que, como dijo el cantautor, se han convertido en un hito dentro de la cultura cubana y que siempre había querido interpretar para sus seguidores.

Llegaron al corazón de la audiencia letras de su inspiración como Negro y blanco, Cuéntale y Sombras, además, incluyó en la noche algunas obras que devienen en himnos de la cancionística cubana como Yolanda, composición del trovador Pablo Milanés. A cada “eternamente” de Waldo se acoplaba el improvisado coro del púbico, resultado de una perfecta empatía creada mucho antes del anuncio de su concierto, en Camagüey, para este verano.

Adiós a la tristeza fue un salto dimensional que compartieron con Waldo las almas que rompen lazos, que se recuperan de los desamores o que añoran el reencuentro de la felicidad en la correspondencia mutua. A pesar de esos colores nostálgicos el cantante tiene su lado tornasol y tan pronto concluyen las notas del desconsuelo, levanta sus manos e invita a todos a bailar con él, a tararear al ritmo de la trompeta, la batería, el bajo…cura los ánimos.

El artista no solo mostró sobre el plató el dominio de la melodía, sino también su lado humano. Él sabía que fuera del teatro quedaban aún muchos admiradores y pidió, por favor, que los dejaran pasar; posiblemente de ahí viene la esencia de su romanticismo.

Con el solo de saxofón de Osmel, uno de los músicos que lo acompañan, los presentes entonaron al unísono “qué lindo es decir que eres mi mujer”, y tras el clímax de la versión estallaron los aplausos.

Uno de los momentos emotivos de la velada fue la entrega de un reconocimiento de las autoridades del Partido y el Gobierno de la provincia al protagonista de la velada por mantener viva la llama de la música cubana y la entrega del simbólico tinajón camagüeyano como recuerdo de este agradecido pueblo.

El cantante aprovechó la oportunidad para anunciar la futura incorporación en las universidades y escuelas del libro que recoge el epistolario que intercambiaron los líderes Manuelita Sáenz y el Libertador Simón Bolívar, de las cuales él musicalizó diez en su nuevo disco Época de amar.

El concierto de Waldo Mendoza forma parte de la gira que el cantautor comenzó el diez de agosto en Guantánamo y que finalizará el 26 de este mes en el la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, en la capital.

Autor: Yang Fernández Madruga

Fuente: Adelante Digital

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.