Sello de Calidad
Portada » articulos » Teatro » Motivaciones para un diálogo

Motivaciones para un diálogo

Logo Teatro D' Luz

Teatro D’ Luz nace el 1ro de Octubre del año 2012 con el objetivo de colocar al actor como centro del discurso escénico, desarrollar una pluralidad de propuestas escénicas que coexista con un público diverso en cuanto a intereses intelectuales, espirituales y culturales, a partir de un repertorio, para niños, jóvenes y adultos, proyectados desde el concepto de trabajo comunitario.

Su nacimiento fue a partir de un taller fundacional de actuación, donde se desempolvó el método de K. S. Stanislavki, teniendo en cuenta la heterogeneidad de los actores aspirantes a la Luz. Para ejercitar este método actoral, el líder Jesús Vidal Rueda Infante, entregó escenas con personajes tipos que carecían, aparentemente, de conflictos dramáticos para realizar improvisaciones.

El objetivo de improvisar con estas escenas era hacer una presentación psíquico-física de los personajes y así definir los futuros integrantes del nuevo colectivo.  

Después de una selección de dieciocho actores, se informó que las escenas trabajadas en las improvisaciones, pertenecen a la obra: “Diálogos a Media Tinta” del autor Nicolás Dorr y que constituiría el primer montaje que realizaría el colectivo recién fundado. Cuando se tuvo el texto completo, su lectura provocó una comprometida reflexión social y teatral.

Se comenzó el montaje con doce actores, para seis personajes, con la intención de llevar dos elencos a la vez, pero la práctica diaria y la pluralidad de trabajo en el colectivo, obligó  trabajar con un solo elenco, donde prevalece la vitalidad juvenil, lo cual responde a la irreverencia de la estructura dramática.

No se equivocó Rine Leal, cuando expresó: “La gente inteligente se pone de acuerdo en un punto: ha nacido un autor que no se parece a ningún otro en Cuba.” Porque este dramaturgo con solo catorce años ya estaba dando quehacer en el teatro cubano.

Desde entonces su producción dramatúrgica no ha cesado, imponiendo así, una estética muy personal, que según el profesor Matías Montes Huidobro, es un teatro insólito, por el tratamiento tan peculiar que le da al género del absurdo.

Criterio que enfatiza más cuando se refiere a su primera obra: “Las pericas se caracteriza por una absoluta distorsión verbal que traspasa el absurdo y bordea la esquizofrenia con un absoluto desenfado dentro de la estética teatral cubana.”    

Por otro lado, Osvaldo Dragún dice que el teatro de Dorr: “Es una especie de todo-vale. Ese extraño lenguaje en clave, pleno de imágenes infantiles, aplicado a los negocios de los grandes.” (…) Pero primero las viejas generaciones produjeron hechos y sociedades y mundos y familias y relaciones absurdas, y después el absurdo. La obra se construye mediante la negación del absurdo anterior. Por consiguiente, acepto el absurdo de Dorr coherente de una perspectiva socio-económica.”  

Con el título  “Teatro Insólito 2”  Nicolás  propone,  entre otros textos, Diálogos a Media Tinta, escrita en el 2007. El autor nos presenta una cadena de escenas, diálogos, que intencionalmente están inconclusos, sin solución. Solo el juego del teatro dentro del teatro nos permite disfrutar de una estructura dramática coherente con el teatro actual.  

El autor en cada diálogo o escena plantea el tema de la incomunicación de nuestra contemporaneidad, y lo hace con una refinada ironía y un humor muy sutil. Con una visión fresca hurga en la suspensión social, donde se muestra el dominio de la retórica como única solución visible.   

Nicolás mira el mundo que lo rodea y lo expresa con toda la arbitrariedad y el encantamiento verbal de quien observa y juega desde su nivel, pero que al mismo tiempo denuncia los avatares del mundo interno del quehacer teatral. Donde hay muestra de angustia y solidaridad con esos actores y un respeto por los valores humanos, lo que demuestra, efectivamente, que el autor no sólo está preocupado por crear personajes teatrales fascinantes sino una imagen totalizadora del mundo que los rodea.  

La obra está volcada sobre escenas de la realidad que se viven y se ignoran por la construcción de grandes hazañas sociales.

La propuesta de montaje de Rueda, responde claramente a los objetivos definidos al fundar la agrupación. Para cumplir con la misión social del teatro, le propone al espectador, un modo de confrontar su entorno social y estético, para que de alguna manera le sea útil su presencia en el espacio escogido para la representación.

“Diálogos a Media Tinta”, pretende ser el comienzo de un colectivo que profesa la fe en el teatro y está convencido que el arte teatral, continúa siendo inseparable de los destinos de la humanidad.  

Autor: Alejandro Viñales Estrada

Fuente: Teatro D'Luz

Contenidos Relacionados

COMENTARIOS (0 EN TOTAL)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Entre los caracteres que ve en la imagen.